Maria Teresa Aláez García

Maraña

A ver si a la tercera va la vencida

Decía sobre las cuatro y media de la madrugada....

Que mi cerebro parecía un gran ojo de díptero, un prisma reflectante de prismas, un complejo de espejos y lentes que todo lo reflejan pero que se quedan con la nada y no absorben ni interpretan nada de lo que tienen ante su presencia.

Que dentro de mi cabeza tengo un nudo gordiano formado por cables, pelo y lana entrecruzado todo de tal manera que cuando cojo una fibra para, con paciencia, deshacer el entramado y reorganizar todas las madejas, diríase que los hilos tienen vida propia y se aferran entre sí para no morir y seguir atormentando el corazón, el estómago y la garganta, donde abren nuevas bases y asentamientos para la reproducción de sucesivos nudos.

Que las personas que me rodean se ganan el cielo y la resolución de todos sus problemas - sobre todo las que me rodean físicamente - cuando oyen salir estentóreamente las notas de varias canciones, sea a las diez de la mañana, sea a las cinco de la madrugada - aunque con un volumen de voz mínimo, se escuchan- con una temática y contenido musical completamente distinto y que enloquece al psiquiatra más puesto y mejor regulado.

Que mi mente y mi corazón no saben de formalismos por más que me empeñe. Y aunque les obligue, ellos desatan unos bichos llamados "hormonas" que son como "hormigas", pequeños, fuertes y casi cabezones y se dedican a campear a sus anchas por donde les da la gana, haciendo de las suyas y siendo difíciles de controlar.

Así que paso de sobresalto en sobresalto.

De Philip Glass, la exquisitez in musica y su magnífica trilogía, la cual tengo en zip por si alguien la quiere....

a Ridan, sus denuncias urbanas y su Partie de Golf - el vídeo genial, no os lo perdáis, os lo ruego-...

y a I Collage, el romanticismo exhacerbado, sacado de las memorias inéditas y chamuscadas de mi adolescencia y que resurge a mi pesar, con temas muy conocidos, de los cuales, por cierto, al leer la letra en su idioma original, podemos dejar constancia que el agua de la fuente es más pura y más vibrante e incluso culta que la copia española...

Así que en este mensaje os ofrezco purgar todas las bajas pasiones...
 
que no os gusten, claro ...

 

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Maria Teresa Aláez García.
Publicado en e-Stories.org el 19.09.2006.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Vida" (Relatos Cortos)

Otras obras de Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

En cuatro minutos - Maria Teresa Aláez García (En serie)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)