Maria Teresa Aláez García

Horas

HORAS.

I

http://fotolog.miarroba.com/pernelle/horas-i-560/

No lo   quiero oír.

¡¡No quiero!!

Mis dedos son mariposas con alas de pensamientos.

No quiero escuchar los gritos de los brillos del espejo.

Me indican que mire algo que escucharé en mi cerebro

Y sé lo que es.

No quiero.

¡¡No señor, no escucho eso!!

Bastante mi corazón grita que no está de acuerdo.

Los labios de chocolate, sensuales, semiabiertos

esperan que tu mirada desee su atrevimiento.

Y mientras tanto las rosas se tiñen de luto viejo.

Y yo no quiero escuchar

que no volverás.

¡No quiero!

 

II.

http://fotolog.miarroba.com/pernelle/horas-ii-561/

Sobremesa de entretiempo.

Café. Aroma de tardes.

No esperaba tu regreso.

Los dedos hicieron mártires las filigranas

que el cielo deja de adorno en los marcos de ventana

tras el frío itinerante.

Madrugada. Tarde. Noche.

Qué más da. El tiempo corre

y marca estelas en mi rostro de soledad y reproches.

Una taza de caminos.

Derroteros que se esconden.

 

III

http://fotolog.miarroba.com/pernelle/horas-iii-562/

Eres distante y altiva.

Las ideas de tus sueños rizan tus suaves cabellos

 Y tu cuerpo, fina espiga que cimbrea contra el viento

viste de verde esmeralda cuando alumbra los paseos.

En ti pone la esperanza la realidad de sus hechos.

Pero en tu mente distante, navegan grandes secretos

y forman ondas brillantes de laca y gomina.

Lejos, la sencillez de tu rostro,

tu tesoro oculto, bello,

cofre de dones preciosos.

Y yo, no puedo tenerlos.

 

IV

http://fotolog.miarroba.com/pernelle/horas-iv-563/

Los días visten de luto y las noches, blancas diosas.

Entre las luces del día, duerme en mi tez la amapola

y los labios dejan rastros de besos sin sol ni sombra.

No tienen rumbo ni rostro ni difusa trayectoria.

Se dirigen al olvido o al limbo de otra memoria.

Dejaré perdido un verso entre luces de farolas

y una palabra olvidada prendida entre las olas.

Mirando el rostro dormido, frívolo a primera hora

las voces irán pensando en bellezas seductoras

y el corazón, tan perdido en suicidios y derrotas

pondrá su sello en la risa deslumbrante, arrobadora.

Mientras la máscara externa exhale un aroma a rosas

El mantón descolorido cubrirá las almas rotas.

 

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Maria Teresa Aláez García.
Publicado en e-Stories.org el 28.03.2009.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Experimental" (Poemas)

Otras obras de Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

A soles... viure. - Maria Teresa Aláez García (Experimental)
TELL ME, PLEASE TELL ME - Marlene Remen (Camaradería)