Brandon Balderas Rocha

He de amarte


Es derecho humano el enamorarse,
Así como también lo es el rechazar al amor.
Lo que no es humano es esa belleza tuya digna de admirarse,
lo que no es humano es sentir este dolor.

Sí, es inhumano este dolor que llevo en la sangre,
estos gritos callados que salen del vacío que deja tu voz.
Me es insufrible esa manera tuya de llenarme de esperanza, de construirme pieza a pieza,
para luego desgarrarme el alma, viéndome caer en pedazos frente a ti.

Pero aun así yo he de amarte.
Sí, he de amarte por la misma razón por la que se ama a la rosa,
que por su hermosura es reina de todas las flores,
he de amarte como amo a la luna, como amo a la noche,
por ser confidentes de mis lágrimas y mis desamores.
Yo te amo como aman los niños:
mi amor es gentil, posesivo y desenfrenado.
Te amo como amo al sueño taciturno,
único consuelo para mi corazón desolado.

Y te preguntarás ¿Por qué a ti?
Y yo te responderé ¿Por qué no?
¿Y es que cómo te lo explico, es que no te das cuenta?
Por más que me hieras, por más que me seas ajena,
por absurdo que parezca, te amo.
Tal vez sea por tu perfección innata,
por tu sublimidad salida de los cuentos de hadas,
por la armonía que existe en cada una de tus sonrisas.
O quizá por lo inalcanzable de tus miradas.
Tal vez te amo porque no eres mía,
tal vez lo hago porque sin ti no soy nada.
Dulce agonía son las espinas de tus brazos;
De sabor ambrosíaco es el veneno de tus labios.
¿Será que fui seducido por el intoxicante aroma de tu pelo?
O tal vez tan solo estoy briago de sentimientos
y ávido está mi corazón por la calidez de tu cuerpo.

Pero poco importan los motivos, y de más están las razones.
Son en vano mis intentos, y a mis ojos me eres tan lejana.
No ceso de soñarte, y no paran mis anhelos,
mis aflicciones son infinitas y mis noches eternas.
Si es que existe algún dios que escuche mis oraciones.
¡Dame auxilio por favor, sácame de mis lamentos!
Pues yo sé que no es suficiente, que no basta con quererla,
Pero yo no cuento con el encanto para enamorarla,
y carezco de la labia para conquistarla.
Tan sólo tengo algunos versos, si es que hubo talento,
y si no lo hubo, pues ya nada queda…

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Brandon Balderas Rocha.
Publicado en e-Stories.org el 24.02.2014.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Penas de Amor" (Poemas)

Otras obras de Brandon Balderas Rocha

Did you like it?
Please have a look at:

Entre sueño y lluvia - Brandon Balderas Rocha (Recuerdos)
Poppies - Inge Offermann (Pensamientos)