Sergio Lubel

Como salvarse de una guerra interplanetaria

~~El scanner de la nave registraba en aquel planeta un punto con las condiciones físicas ideales, aquello significaba encontrar un lugar justo en un brazo de la galaxia que permitiría a la flota de invasión utilizarlo como plataforma, pero había un problema: Dado que no se poseía información relativa a vida inteligente y no había tiempo para revisar eso, debía seguir el protocolo y protegerse con el equipo de combate oficial de la flota y – en consecuencia – cargar con el fusil de radiación Alfa reglamentario.
Faltaba media hora para terminar la clase y ni yo ni los alumnos podíamos mantener los ojos abiertos. La vibración del celular en el bolsillo me sacó del estado de semi-vigilia.

- Que pasa Jazmín?. Pregunté preocupado.
- Hay un marciano en el placar papá.

Discutir semejante argumento con una hija de ocho años hubiera sido como convencer a Hitler de las ventajas del Pacifismo, así que problemas urgentes activan soluciones urgentes.

- Escuchame bien Jazmín, andá a mi escritorio y busca algo que parece una lapicera, pero más larga y color plateado, si el marciano llega a aparecer apuntale a la cabeza y apreta el botón rojo grande.

El transportador lo lanzo en trillones de átomos desde la nave a la coordenada elegida, una vez reintegrado se encontró en un espacio muy reducido y – al tratar de acomodarse – movió una superficie que al desplazarse dejo a la vista un espacio todo azul con una mancha roja que se acercaba a él. Veterano de muchas guerras disparó el fusil repetidas veces, pero la criatura no pareció verse afectada en absoluto.
Jazmín – veterana de muchas peleas en el colegio – no pensó demasiado: Según instrucciones de papá apunto a lo que debía ser la cabeza y apretó el botón rojo.
El Laser del puntero penetró por el visor e hizo estallar al cuerpo del visitante – con equipo y todo – en incontables partículas….    
Cuando llegué a casa Jazmín me esperaba en la puerta de casa con cara de ángel, con todo el pijama lleno de manchas color turquesa y protegida atrás de la mamá….

A un Año Luz de distancia el comandante de la flota anunció a todas las naves:
Planeta en investigación con armamento demasiado avanzado, perdimos al General. Planeta descartado.

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Sergio Lubel.
Publicado en e-Stories.org el 03.10.2014.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Ciencia-Ficción" (Relatos Cortos)

Otras obras de Sergio Lubel

Did you like it?
Please have a look at:

No le fue bien - Sergio Lubel (Cotidiano)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Ciencia-Ficción)
Pushing It - William Vaudrain (General)