Diego Marroquin

¿Confesión de un vaso?

Nadie soy, y la nada me persigue
Personas entran, dejan su repique.
 
La veo lejana, es asombrosa,
De cristal puro, bellísima copa,
Mientras yo, parezco de vidrio,
Más soy de simple acrílico.
 
No necesita mi compañía, se nota,
Pero sin ella, algo en mí se ahoga.
¡Ambiciono ir! Déjame insensata mano
No ves que no me fracturo; siquiera un rato.
 
¡No  entienden!,  nada puedo hacer,
Todo se repite, como ayer,
Tardes taciturnas, ilusión al cien
Inmóvil y tétrico, no tengo pies.
 
Ver como caen y que se fragmentan,
La última luz sobre ellos se transparenta.
¡Pero yo!, padezco más, esto sigue,
No hago nada, y el recuerdo me extingue.
 
Y no tolero la costumbre,
Hallo paz de noche, cuando la tela cubre
Lloro con pasión, con esfuerzo
Si es que logro así, amanecer muerto.
 
Ya que ellos saben que no soy de cristal
Ni siquiera aparento figura angelical,
Por eso sigo aquí, en el anaquel,
Esperando caerme, hendirme sin manera cruel.
 
 

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Diego Marroquin.
Publicado en e-Stories.org el 23.05.2015.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Dolor" (Poemas)

Otras obras de Diego Marroquin

Did you like it?
Please have a look at:

Perfecto - Diego Marroquin (Emociones)
Apocalypse now - Heino Suess (Dolor)
Boules d´argent - Rainer Tiemann (Recuerdos)