Irina Samoila

Me converti en ti para que fueras yo!

No solo no eras lo que siempre quise, sino que eras lo que jamas admití.Y sin embargo, la esperanza de verte plenamente feliz me arrojaba sin juicio a un mundo de incoherencias,mentiras,engaños y ríos de lagrimas,para así convertirme en ti y enseñarte lo que no querias ser.Se me perdieron varios modales,el corazón me ennegreció un poquito,perdí todas las sonrisas plenas y las ganas de vivir fueron desapareciendo en la enseñanza.Quizás no supe frenar y no es bueno soñar únicamente con la felicidad de alguien que no sea uno mismo y entre deseo y deseo adquirí tu personalidad para que vieras aquello que no querías ser,mas añadí amargura.Día tras día me fui olvidando de aquella niña que reía,sonreía y firmemente creía que tenia la llave de la felicidad.Y la tenia.....La tenia y era maravilloso,no se si algún día sabrás el valor de aquello que te entregue,porque te entregue aquella llave pensando que te volverías loco de emoción;Quien no se vuelve loco por ser feliz?Pero hay juguetes que no son aptos para niños y te di la llave del universo y cree el cáos. Recuerdo las enseñanzas, aquello que te enseñe con la ternura de una niña y la paciencia de una madre.Me las apañaba entre puñal y puñal para juntar toda la indiferencia del mundo y omitir el dolor que eso me causaba y así poder seguir enseñándote. Creí en ti y fui implacable con las criticas. Créeme que no es fácil para una madre ver a su hija llorar,ni para una amiga ver a su amiga perder la sonrisa y mucho menos ver como una se pierde a si misma.Y me preguntan hoy si lo volvería a hacer...Contesto honestamente y afirmo que si!Me asalta el llanto,no voy a mentir, un poco de dolor hace que el pelo se me levante,pero demonios,lo cierto es que lo volvería a ha! cer,volv ería a sacrificar toda mi felicidad si supiera que eso hara que aprendas a sentir,que hara que sepas que para ser respetado primero hay que respetar,que hara que sepas lo que quieres y luches por el,que hara que sepas que no hay algo mas importante que el amor de una madre y el amor en si. Podría terminar 30 botellas de vino como la que tengo delante,pero lo que no acabaría son los motivos que me impulsan a no darte por perdido.Si hubieras visto nuestra historia por un agujerito,te daría pena.Pena porque aunque no seas consciente, el tiempo se esta agotando y si, mi misión queda medio cumplida,aprendiste a ser feliz y dos mil cosas mas aunque nada mas importante que eso,pero se agoto la confianza mi vida.Y si algún día lo consigues,o lo conseguimos,recuérdame que te cuente con lujo de detalles,con unas cuantas botellas de vino y mucha cordura,como me convertí en ti para que fueras yo.

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Irina Samoila.
Publicado en e-Stories.org el 16.11.2016.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Vida" (Relatos Cortos)

Otras obras de Irina Samoila

Did you like it?
Please have a look at:

A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Ciencia-Ficción)