Antonio Justel Rodriguez

Desde España: en vivo y en directo

 
[... a nuestra consciencia en flor)
 
 
... esto, esto que están ustedes viendo, oyendo, sintiendo y viviendo en septiembre de 2020,
- lo pegado a la Covid-19, a nuestras  débiles sangres y a nuestras frágiles luces,
sin vacunas aún concluidas ni remedios curativos eficientes -
lo que en suma perciben por calles, bares y playas, y asimismo a través de los medios -
no son sino algunas de las más densas y brutales pedradas que como humanidad lanzamos
contra la alta frecuencia con que acude el Cosmos para combatir y sufrir por y con nosotros;
... ábranse y resquebrájense, pues, los cielos y muros que nos enclaustran el alma,
hable Dios con nuestro dios interior y con pasión lloren ambos,
hasta herir los exiguos y angustiosos diezmos de esta inocente y enfermiza claridad;
... aquí, aquí están, por tanto, lo violento y brutal con lo ancestral, lo cruel y pandémico
frente a la opción ética, moral y espiritual de instruir un cambio radical, vital e ineludible,
- aquí está - digo - la oscuridad más densa para impedir construir un mágico futuro -
en temibles y compactos grupos infectos, frente al Árbol de la Vida, instándolo a la muerte;
...  el momento se hace largo y difícil, crítico, y tan arduo y severo como inesperado,
afirmemos que estrictamente singular, peligroso y único en la historia del planeta, sí,
pero recibiendo vivas y hosannas siderales en pro de nuestro esfuerzo y nuestro honor,
en pro de una costosísima y mítica victoria;
... tras el ruido de la lucha,
se presiente no obstante la espada fiel del mar, la de la luz, la de el aire,
cual mieles o almas de un magno sacramento que ayer mismo hubiese sido instituido;
... ante este reinicio - digo - todo, todo está  derramado,
por tanto ¿ cómo recogeremos la cera ardida y caída, el aceite hirviente y el incienso ido,
y cómo, cómo mirarla, darle la vuelta y reconsiderar con perspectiva y fe la vida...
... entrando en mí, el fragor de la guerra hiende, sí, pero también da aliento,
pues entre un dolor extrapanoide, absolutamente macámbrico y enorme,
lejano, y a intervalos, puede escucharse un incierto y débil  sonido aún, aún, aún...
***
Antonio Justel
http://www.oriondepanthoseas.com
(1) Extrapanoide: Incomprensible
(2) Macámbrico: Informe
***
 
 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Antonio Justel Rodriguez.
Publicado en e-Stories.org el 29.09.2020.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Psicológico" (Poemas)

Otras obras de Antonio Justel Rodriguez

Did you like it?
Please have a look at:

Guerra en la noche viviente - Antonio Justel Rodriguez (Política & Sociedad)
The secret is ... - Inge Hoppe-Grabinger (Psicológico)
Love - Christina Dittwald (Emociones)