Gaviota Zalas

EL PUERCO

jueves 30 de agosto de 2007
El puerco
El tocororo porque tiene los colores de bandera, es nuestra ave nacional, aunque sino he visto totovía uno.
La palma es nuestro árbol nacional porque con ella se hacen los bohíos de los campesinos que viven en el campo.
La mariposa, es la flor nacional porque con sus pétalos se pasaban mensajes secretos los libertadores.
Es por eso que desde esta tribuna ¡Propongo!
AL PUERCO Animal Nacional, único héroe de la República de Cuba.

Un amigo extranjero se ofende porque su novia cubana, le dice eres un puerco!!. Para salvar la situación le digo:
-Mira chico, el puerco es el animal más importante en nuestro país, ha salvado numerosas vidas humanas.
Y
es cierto. ¿Cuántos sacrificios no hace un cubano por tener un PUERCO
en familia?. Así que le tuve que contar un poco de historia popular
cubana donde la relación con el puerco era cuestión de vida o muerte.

Algunos años atrás en mi país llegaron a prohibir, lo improhibible,,o sea tener un puerco. Las razones eran válidas pero el “Remedio era peor que la enfermedad”.
Las voces por la calle eran:
-Se
volvió Loco,,no puede ser posible, este Caballo esta apretando,,esta
vez se Cae, no creo sea verdad. ¡Es una bola,,!!!decían otros, cada uno
una opinión diversa. Nadie se lo creía. Comenzaron a venir los
inspectores a controlar a las casas y poner multas por tener “un puerco
en familia”. Entonces sí, que la gente se lo empezó a creer.

Mi
vecina, lo tenia en el balcón del apartamento, dentro de una semana
cumplía 15 años y el cochino no podía faltar!!! Cuando vinieron los
inspectores lo metió en el baño, los gritos del animal se sentían a una
cuadra, así que nada habló con los vecinos y ,,,!!!Música Maestro!!!
Todo el edificio era una caja de música, tal que los gritos del animal
eran desaparecidos en medio de tanto jolgorio. Así que nada llegaron
los inspectores y basto decir que había alguno en el baño. Cierto que
había alguno el ¡PUERCO!!!!

Pero el premio nacional en defensa del animal y la familia, se lo doy a el PAPI,,así llamaban a mi vecino padre de cinco hijos. El Papi siempre encontraba a todo una solución “el bombillo se le encendia” en el momento justo,,lo q le venia en mente era digno de un premio.

En el patio de Papi habia un hueco redondo de trenta centimetros de diámetro que conducia a una fosa natural. Alli metió a Chicho,,Chicho el puerco, ahh
si ,se me olvidaba en mi país son tan importante los puercos q se les
pone un nombre, y no solo se les pone un nombre,,se les llama por su
nombre!!! Si dicen Chicho hoy comió mucho, o Chicho
está gritando,,hablan de ÉL. Todos los vecinos saben cuando el dueño
habla de su puerco porque se usan diminutivos, apodos dulces o el
personaje de moda de la última telenovela Brasileña.

Papi tenia una idea. Debía preparar la casa para Chicho,,se
enfiló en el hueco y construyo desagüé, pavimento, dio por fino la cal
a las paredes. Los hijos lo veían entrar y salir del hueco sin entender
bien como lograba entrar y salir un hombre de semejante talla por tan
pequeño agujero. Pero qué cosa no hará un padre por dar de comer a la
prole!!.

Los hijos de Papi en circulo alrededor del hueco no desatacaron ojo en toda la mañana mientras Papi preparaba la SUITE para Chicho.
El pequeño Chicho llegó.

-un puerco a destete, cuarentaicinco días de nacido. Dijo Papi a los hijos y la mujer.
Lo enfiló en el hueco.
Chicho, pobre chicho, no vio más la luz, durante seis largos meses. Chicho comió, durmió y cagó, todo allí.
Los primeros días fueron los más difiles para Chicho, su instinto animal le relevó a través de los olores el sufrimiento de sus antecesores, que le repetían:

-De este hueco debes escapar!!! Huye, Huye.,,,
Creía de haberse vuelto loco, corría y gritaba casi al limite de la locura. No podía creer en las voces de sus antecesores. Él, Chicho, tendría un mejor futuro.

La
realidad comenzó a revelarse diversa. ¿Cómo podían tratarlo así?,
aislarlo, negarle la luz, darle sobras y luego hablarle con aquella voz
casi paternale, si paterna, de un padre. ¿Cómo podian hablarle con aquella dulzura, con aquella insistencia?, y decirle:

-Chicho debes comer para que te hagas grande, o ¿cómo está Chicho hoy??,,,o Chicho ¡cuánto has crecido!!! Chicho debes ir a escuela, Chicho debes crecer y estudiar para que seas libre!

Pero Chicho olvidó su instinto y no quizó
escuchar más las voces de sus antecesores y comenzó a comer. Aceptó su
puerca vida, su hueco al final, mirándolo bien en la oscuridad, el
color de las paredes era digamos agradable, eran asi blancas, limpias, eran casi transparentes, estaba seguro que con el tiempo caería un piedra y podría escapar.
-Sí, estaba seguro. ¡Esperaría! Pensaba Chicho.
Fueron pasando los días para Chicho.

Y llegó ¡el día de las Madres!, el San Martino cubano, el día indicado.
Allí estaba Chicho listo ser sacrificado por la felicidad colectiva y familiar. Pero también Papi debía sacrificarse porque Chicho pesaba cien libras y por aquel hueco ¡ni muerto pasaba!!.
Papi,
como todo un soldado que sabe cuando el deber lo llama, se enfiló en el
hueco. Nuevamente los hijos en círculo alrededor enfilaron los ojetes
en la profunda y oscura cavidad. Miraban la última lucha entre hombre y
fiera; esperando q fuera Papi, su papi, a salir vivo del hueco.
Un grito infernal marcó la fine de querido Chicho, y como piezas de un rompecabezas, patas, cabeza, cuerpo, salió finalmente en superficie, Chicho.


Moraleja, cuando el caballo aprieta también nosotros apretamos a Chicho.
Sino queremos salir como Chicho debemos aprender a escuchar todas las voces.

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Gaviota Zalas.
Publicado en e-Stories.org el 10.09.2007.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Humor" (Poemas)

Otras obras de Gaviota Zalas

Did you like it?
Please have a look at:

My Mirror - Paul Rudolf Uhl (Humor)
Love - Christina Dittwald (Emociones)