Angels Vinuesa Fernandez

LA PELUQUERA DE LAS PUTAS

LA PELUQUERA DE LAS PUTAS


El trabajo se ha puesto jodido, y “como de todo hay en la viña del Señor” a una amiga mía le han ofrecido ser la peluquera de una casa de citas.

Y la mujer que esta hasta los mismísimos ovarios de trabajar doce horas vendiendo zapatos o perfumes, que igual da a 800 euros, pues ¡oyes! por 1500 se va a peinar a las putas o quien sea.



Y ella que ya se cansó hace tiempo de darle al peine , al cepillo y de recoger pelillos con la escoba , ahora pasados los años y con la mierda de trabajos que hay , haciendo cuentas para llegar a final de mes y sin que le salgan claras , ha dicho que sí a un trabajo que en otra etapa de su vida jamás hubiese aceptado .


La casa de putas putas se encuentra situada en un lugar intermedio entre una ciudad y otra , como suelen estar , cerca pero no demasiado no vaya a ser que las señoras de los clientes o dicho en forma coloquial los puteros de toda la vida , se vayan a escandalizar por tan omnipresente presencia , y no vaya a ser que le las crucen en el súper comprando tomates .

Así que valor añadido, a echado mano de un viejo wolsvagen que dormía en el garaje y lo ha tenido que poner a punto para el traslado al curro, porque ¡claro! No es que el bus no pase cerca, pero pasa en horario laboral de las mujeres de vida ligera y ella efectúa su trabajo fuera de este horario habitual...


Mi amiga , la peluquera debe realizar su trabajo cuando las putas están en jornada de descanso , para que cuándo el local abra sus puertas están pintadas como indios cherotes , y con las cabezas bien repeinadas y lacadas .


Al parecer el peinado y los arreglillos de uñas y pies corren a cuenta de las susodichas, que digo yo, que las de la tele las peinan y maquillan para salir en pantalla sin menoscabo de su sueldo.
A estas los retoques les cuestan una pasta gansa que se ganan a a base de sudor y meneos.


Mi amiga, me cuenta, que la “coiffure” esta dentro del local de citas.


El primer día que llego con su maletín de la Srta. Pepins , donde había colocado los tintes mas imposibles y escandalosos del mercado , el segurata con cara de ruso y cuerpo de armario al verla le preguntó que si ella trabajaba allí . Ella contestó resuelta “tècnicamente si “, para no dar mas explicaciones , y el otro se la miró de arriba abajo como diciendo “te vas a comer los mocos con ese cuerpo “

Tiene razón mi amiga , técnicamente ella trabaja allí de peluquera , no de puta pero ya estaba harta de ocultar que su próximo curro seria ese , a su familia , a sus amigos y a todo quisqui como si hacer de peluquera de las putas fuera algo deshonroso .


Después de pasar el trago del agente de seguridad , un tipejo con cara de mafiosos proxeneta le plantó dos sonoros besos en ambas mejillas y la acompañó al lugar de trabajo con una sonrisa mas falsa que “la falsa moneda”.


La pequeña peluquería estaba decorada accidentalmente con múltiples y exagerados espejos dorados y paredes pintadas en rojo pasión , y concluía con dos sillones y un lavacabezas.


El tamaño de la peluquería era reducido y pronto comprendió que debería darle marcha al peine para retocar a las mas de 40 putas cada día para que estuvieran listas para el horario de apertura .


Tendría que darle mucho al secador y decidió a bote pronto pedirle así por la buenas un aumento de sueldo al proxeneta de camisa rioja y corbata de flores.


-O me das 2000 euracos o no peino ni a Dios – le dijo.


Tiene agallas mi amiga, pero sabia que pocas aceptarían ese trabajo. El tío calculó lo que le costaría que sus nenas fueran a la pelú del pueblo cercano , transportes aparte y pensó que le sería mas rentable y económico pagarle lo que le pedía .


Dijo, pues ¡vale! De acuerdo.


Y desde entonces cada tarde/noche la peluquera escucha , peina , oye y se divierte con los chismes de las putas, o sufre en silencio alguna que otra historia bajo el aire del secador .


Y ahí está, imagino hasta que haya sacado la pasta que necesita, después se irá, y quizás otra peluquera con titulo de estilista se encargue de este trabajo.


¡Para que Usted vea, Señor Zapatero!

Angels Vinuesa
Marzo del 2008
 

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Angels Vinuesa Fernandez.
Publicado en e-Stories.org el 07.04.2008.

 

Comentarios de nuestros lectores (1)

Todo los comentarios de nuestros lectores!

Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"General" (Relatos Cortos)

Otras obras de Angels Vinuesa Fernandez

Did you like it?
Please have a look at:

LA TROPA MAÑANERA DE LA PLAYA - Angels Vinuesa Fernandez (General)
Pushing It - William Vaudrain (General)
Pushing It - William Vaudrain (General)