Maria Teresa Aláez García

Muchas gracias a los politicos.

MUCHAS GRACIAS A LA CLASE POLITICA.

I

Coloco el uno porque colocare muchos apartados agradeciendo a la clase politica sus desvelos y sus intereses para que los ciudadanos seamos felices.

Sea porque soy cuarentona, porque tengo las hormonas subidas por la primavera, porque he sido y soy fea, me da igual la razon que ustedes den a mi opinion. La que yo doy a su actuacion es abominable.

Gracias por haber cogido lo mejor de la historia – lo que a ustedes les conviene, claro, no lo que es mejor para los ciudadanos – y haberlo aplicado en provecho propio.

Gracias por mentirnos continuamente, por convertirnos en unos imbeciles y por ir haciendonos unos idiotas en el sentido etimologico de la palabra – apolitico -.

Gracias por dividirnos y subdividirnos para tenernos controlados como el que le da un caramelo o varios a un grupo de niños y asi los tiene entretenido mientras hace con ellos y sus cosas lo que les da la gana, escondiendo la verdad.

Gracias por la television, ese medio de desinformacion y por la compra y mal uso de los periodicos y revistas. Asi nos van haciendo progresivamente mas incultos a pesar de sus desvelos por darnos una educacion gratuita cuyos contenidos han ido siendo progresivamente mas simple y un insulto a la inteligencia de un ser humano cualquiera. En “cualquiera” integro a todos los seres humanos.

En primero de E.G.B. alla por el año 1.970, en el siglo XX, un dia vi a una adolescente estudiando los reyes visigodos. Ella iba a octavo o a primero de bachiller y aun se estudiaban. Vi lo angustiada que se encontraba y como yo tenia tiempo – total iba a primero – pedi en mi casa un libro de historia y me adelante. Esa misma noche ya me los estudie. Luego iba pidiendo a las muchachas de bachiller sus libros para ir estudiando lo que ellas leian y seguir ganando tiempo. Conforme fui creciendo, vi que todo lo que habia estudiando se iba eliminando de los libros progresivamente y cuando llegue a sexto de EGB, ya fue penosa la cosa eliminando tambien las materias que tenian que ver con el estudio de la historia de America. En BUP el plan era completamente distinto y la gran depresion que yo tenia tambien porque no servia para nada todo lo que me habia estudiando: para preguntas puntuales. En cambio vi que lo que no habia hecho de niña porque no lo habia visto, era aprender a pintarme, a vestirme provocativamente para llamar la atencion de los chicos. Yo perdiendo el tiempo estudiando solfeo, piano, canto, ballet, guitarra, ingles, pintura y todas mis compañeras, ligando, sobre todo despues del fallecimiento del Generalisimo. Entre en dos partidos politicos pensando que igual ahi podria aplicar lo que sabia. Tenia quince años. Aparte de casi ganarme una expulsion por repartir propaganda de dichos partidos en el instituto y en los centros a los que iba, lo unico que saque en claro de ambos partidos es que si se era fea, se servia para pegar carteles, servir de interventor en las votaciones y para acudir a las reuniones y preparar conferencias para los miembros del partido, para las juventudes, aparte de servir de monitora. Menos mal que eso me gustaba mucho mas que hacer lo que hacian las guapas: servir de azafatas en los congresos, cosa que tambien me toco hacer, y despues realizar servicios no contemplados en nuestro programa al acabar el congreso, cosa que menos mal que no me toco hacer.

Tuve que aprender a pintarme y arreglarme como Cenicienta, para los bailes. Mientras tanto cantaba en un coro, seguia con mis estudios, trabajaba y me ocupaba de mi casa, ademas de realizar algunos servicios sociales.  Pero no me llamaba a mi lo de hacer de “acompañante para solitarios de viaje de paso” ni cosas parecidas. En cambio a mis compañeras no les importaba. Vamos el subidon de hormonas era constante y se unia a beber, fumar y a tomar de todo. Me sentia estupida por no hacer nada de aquello por lo cual tanto se valoraba a todas las jovenes: fornicar, tomar estupefacientes, fumar como un carretero y beber como un cosaco. De hecho yo tome mi primera copa en alguna navidad pasados los veinte años, nunca antes.

Pero oigan ustedes, no nos daban la mayoria de edad para votar a la misma edad que la dan para fornicar, fumar o tomar estupefacientes. Y digo yo: si se es maduro para hacer las otras tres cosas, se es para votar tambien. ¿Cual es la diferencia? Ah, claro. Si se baja la edad de consetimiento para el coito, ustedes, politicos, pueden fornicar a sus veinte o treinta años con bollicaos de dieciseis y catorce. Pero de votar o de participar en la vida social y politica, como no sea casandose, nada de nada ¿no? Para procrear obreros que les trabajen a ustedes y les saquen las castañas del fuego haciendo los trabajos sucios si se es mayor de edad a los dieciseis años pero para votar no, porque a ustedes no les vota cualquiera.

Y ahora esta el asunto de la pildora del dia despues. Quienes sean mayores de edad, alla ellos. Pero los menores... asi pueden ustedes fornicar con mas libertad. Educacion sexual a los catorce para que se inicien.  Y asi evitar el riesgo de embarazo. Pero resulta que ha subido el numero de embarazos no deseados y con ello el numero de abortos, claro.  Y es otro modo de quemar a la juventud matandola a trabajar porque si deciden tener el bebe, han de darle de comer. Que listos son ustedes. Mientras tanto pueden hacer uso de un enamoramiento aparente, de una relacion con derecho a roce y de tener rollitos con las menores que como consienten... si son hijas de su amigo mucho mejor y si son hijas de anonimos, de maravilla. Se nota que dentro de nada llega el verano y se vera mucho cuerpo bonito por la playa y el campo. Y de paso vamos dando importancia al mundo de la pedofilia, la prostitucion y la pederastia. Las prostitutas mas baratas, extranjeras y las mas caras, producto nacional. O al reves. Se ve que lo que ustedes pregonan como negligencia y que ustedes castigan por ley para los padres, no vale para los politicos. Los padres hemos de encarrilar a los hijos y dirigir sus pasos, diciendoles si y no segun veamos que algo es bueno o malo para ellos y segun veamos que pueden ayudarles a integrarse en la sociedad. Pero ustedes no. Ustedes lo consienten todo a la juventud para aprovecharse de ellos en todos los sentidos. Ya me gustaria verles a ustedes con sus hijas. Aunque igual ustedes abusan de sus hijas y permiten a sus amigos que abusen de ellas y las usan de moneda de cambio cuando hagan algun tipo de pacto, sea politico, economico o a saber. En ese mundo suyo donde todo es graciosisimo y no hay nada malo, el mal esta en el interior del que mira, quizas estas cosas no se contemplen siquiera. Son antiguas. Claro, segun y para que.

Bueno, pues sean ustedes valientes. Bajen a los dieciseis y a los catorce la edad para aprender a conducir y subvencionen el carnet. Bajen tambien la edad para votar, porque si saben lo que hacen fornicando, tomando estupefacientes, fumando y bebiendo, no van a saber lo que es votar. O es que quizas para tener a la juventud bien encarriladita y llevarla engañada como corderos al matadero, se les dan los vicios – juego, bebida, sexo – y luego se la mata a trabajar para dejarlos tirados como perros cuando tienen cincuenta años.

Estamos llegando a la sociedad presentada en “La fuga de Logan”. Nada de libros, a quemarlos todos. Y a los treinta años, viejos. Siguen tomando lo que quieren de la historia. A los treinta años se era viejo en la Edad Media pero no hoy.  O quizas pasemos progresivamente al “Mundo Feliz” de Huxley. Tras esto y como los niños ya son estimulados durante el embarazo, para que nacer. Que todo lo hagan las maquinas y vayamos pasando directamente a vivir a las matrices de Matrix. Asi cuando llegue el meteorito, ni nos enteraremos del fin de nuestro planeta.

 

Mi enhorabuena. Gracias por matarnos lentamente y con todo el gustazo que uno puede darse en este mundo.

 

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Maria Teresa Aláez García.
Publicado en e-Stories.org el 13.05.2009.

 

Comentarios de nuestros lectores (1)

Todo los comentarios de nuestros lectores!

Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Cotidiano" (Relatos Cortos)

Otras obras de Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

Prioridades - Maria Teresa Aláez García (General)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)