Francisco Manuel Silva

UNA HORA... NADA MAS



                                    Condeno el trivial silencio de las palabras
 
                                    con lúcida perplejidad de sonidos,
 
                                    circunscriptos en la sólida metáfora
 
                                    del incierto camino del peregrino.
 
                                    El espeso humo del cigarrillo
 
                                    se eleva plácido, en círculos concéntricos,
 
                                    ante la cabal indiferencia de los muros
 
                                    que asumen fantasmagóricas posturas.
 
                                    Todo gira alrededor...
 
                                    Cada beso, cada caricia simulada,
 
                                    cada sorbo instantáneo de ternura alquilada
 
                                    me repiten que el tiempo se acaba.
 
                                    El lejano rumor de alientos adormecidos
 
                                    infecta de falsas promesas
 
                                    la decadente penumbra de la habitación,
 
                                    que expele llantos de sudor y tabaco.
 
                                    El alma dolida de ansiedades vacías
 
                                    y marchitas primaveras jugadas al azar
 
                                    desfilan trémulas, por el lecho calcinado
 
                                    de repetidas ausencias, ciegas e inocentes.
 
                                    Solo bastan las palabras viejas,
 
                                    las arrugas sin tiempo de la piel
 
                                    y el cansado eco de una juventud
 
                                    que lucha por renacer, en medio de una
 
                                    barata fragancia de perfume y rouge,
 
                                    para sentir asco de la vida.
 
                                    Todo gira alrededor... Sesenta minutos.
 
                                    Una hora de amor fácil. Fácil como llorar.
 
                                    Un encuentro con la soledad del alma,
 
                                    en solo una hora... nada más.
  

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Francisco Manuel Silva.
Publicado en e-Stories.org el 20.01.2012.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Filosófico" (Poemas)

Otras obras de Francisco Manuel Silva

Did you like it?
Please have a look at:

2.100 - Francisco Manuel Silva (Fantasía)
A special moment - Helga Edelsfeld (Filosófico)
Fin d´Octobre à Avignon - Rainer Tiemann (Soledad)