Tima Smail

Desayuno

Hoy hace un buen día, con un sol brillante y reluciente, un cielo azul claro con unas nubes que parece esponjas de azúcar. Un día maravilloso que indica que está por venir el verano. Esta estación que todo el mundo la espera con ansias, tanto los niños; que disfrutan de los juegos de arena en las playas, como los adolescentes; que disfrutan de su juventud de sus cuerpos, tampoco olvidemos a los mayores; que sacan sus sillas enfrente de sus puertas para aprovechar los rayos de sol que caen sobre sus pieles tan delicadas y que les da un nuevo toque de vida.
Me desperté a las 12:45 de la mañana por culpa de las risas de mi madre. No tenía previsto levantarme tan temprano porque anoche fui muy tarde a la cama. Ah! Me olvidé decir que soy una friki loca por los juegos y los libros sin dejar fuera los mangas y los animes, es todo un paraíso para mí. Esta mañana habría sido genial si no me habrían levantado temprano. Era como un infierno, por un lado las risas de mi madre y por otro lado las torturas de mi hermano pequeño, y claro también estaba la película de discusión de los dos hermanos que no he mencionado, mas el horrible sol que me daba en toda la cara.
Madre: ah! Sigue durmiendo!-risa malvada-sigue durmiendo-otra risa malvada como una bruja, estuvo diciendo la misma frase seguida con su risa detestable hasta que la tome con un acción de fondo para poder dormir.
Hermano pequeño: levántate-un tirón de la manta- levántate- un tirón de un mechon de mi pelo- levántate levántate!-moviendo la cama de su sitio. Al final acabe cediendo la manta y dándole un puñetazo para que dejara de tirarme del pelo, aun así prosiguió con su plan de hacer mi vida imposible.
Hermano mayor: eres tu quien me ha llevado el dinero, no hay otro que entre mas a mi habitación mas que tu! Devuélvemelos ahora mismo!
Hermano mediano: anda quítate de mi camino! No soy yo…te los habrás perdido y ahora para que no te sientas mal dices que te los he robado…
La discusión de mis hermanos parecía interminable, pasaban el rato repitiendo las mismas cosas, claro que se atragantaban y decían las frases sin pensar, incluso me he asustado ya que no respiraban normal y pensaba que van a empezar una pelea de esas que dejan toda la casa destrozada y que luego la que se encarga de arreglar todo soy, porque mi madre al ver algo se pone histérica y encierra en su habitación sin cerrar la puerta siquiera. La última pelea fue realmente asombrosa, llegaron a romper dos cristales fuertes. El de la puerta de la cocina y el de la ventana de ésta. Y claro, como ya mencione antes, a mi me toco recoges el cristal roto que estaba tirado por los suelos y quitar el otro que estaba aún colgándose sobre nuestras cabeza. Realmente me divertía mientras hacia lo segundo, quitar el cristal que esta aun en el maco de la puerta y la ventana, y me sorprendía de como pudieron romper cuando yo ni siquiera podía romperlo utilizando un martillo. Me quede alucinando pensando que eran muy fuertes pero luego empecé a analizar la situación utilizando métodos matemáticos aplicando la física, esa asignatura que tanto estudiaba pero que no lograba aprobar de ninguna manera, y que me hacia sentir ridícula al estudiarla sin utilizarla en ningún campo de mi vida. Por primera vez en mi vida me sentí orgullosa de mis habilidades, aplique la física y gracias a ello me di cuenta que mis hermanos realmente no son fuertes sino que tontos por haberse apoyado, los dos, sobre los cristales y por ello la tercera ley no se cumplió, la de acción y reacción porque el cristal no aguantaba los dos pesos más la fuerza que aplicaba el tonto de mi hermano mayor sobre el mediano al estar empujándolo todo el tiempo. Ahora que lo pienso, que tipo de pelea fue esa?! Parecían dos hienas peleándose por un presa que cazó un león. Y por ultimo, me sentí que aunque esté estudiando ingeniería no importa porque mientras esté en casa viviendo esos locos siempre podre tener al oportunidad de ser una albañila que no es lo que realmente ! deseaba ser pero puedo estar criticando las instalaciones de mi casa mientras las estoy arreglando.
Yo: mamaaaaaaa! Caaaalla de una vez y déjame dormir, dile a este que pare de molestarme y vosotros callaros de una puuuuta vez!!- al final exploté.
En vez de levantarme con ganas y totalmente relajada, me levante de mal humor; lógicamente es por culpa de toda la película que ha montado mi querida familia, y con ojeras; por no dormir las suficientes horas ya que me fui a la cama a las tantas, aparte de que las ojeras son mi mejor compañía, siempre están ahí, haber dormido o no, descansado o no, siempre están ahí. Así que, hoy no era mi mañana perfecta, es como hubiera soñado con un gato negro aunque yo no recuerdo haber soñado nada, sólo recuerdo los zumbidos de los mosquitos y sus picores, los ronquidos de mi hermano pequeño y la sensación de estar fumando mariguana porque por desgracia en mi barrio, por mas tranquilo que parezca, hay gente que fuma por las noches mariguana.
De la rabia, me levante con prisas para ir directamente a la ducha y por desgracia olvide que tengo un pie fue de uso. Lo pise por error, acto seguido era un grito y caer de nuevo en mi cama. Hace más de una semana y media que estoy en casa y sin poder salir de ella por el hecho de sufrir un accidente increíblemente increíble.
Un jueves salía de la universidad, tras sufrir un aburrimiento interminable en la clase de matemáticas 3, que se parece más a historia de los matemáticos que matemáticas en sí. En asignatura, el profesor, esta todo el tiempo contando teoremas y más teoremas y rara vez aparece un número. En todo caso, no preste ninguna atención, y aunque el profesor me tenga en estima yo no presté ninguna atención, así que saque mi portaminas que nunca utilizo y empecé a dibujar lo que me pasaba por la cabeza. Al final acabe dibujando un ojo medio realista medio manga, tenia el brillo de un ojo realista y la forma al estilo manga, realmente era sorprendente lo que llegaba a hacer cuando me aburría. Por fin a las 8 y media termino la clase, recogí mis apuntes, el dibujo y los introduje en la carpeta. Coloque mis auriculares y puse la música en marcha, sonaba la canción “if” de Kana Nishino, una cantante japonesa. Quité la chaqueta del respaldo de mi silla y la coloque encima de mi hombre y salí de la clase cantando en silencio la canción. Baje las escaleras cas bailando con la atención de irme directamente de ir a casa pero me quería saber si al pasarme antes por la biblioteca habría alguna probabilidad de encontrarme con un amigo que hacia más de una de semana que no lo veía, así que me pase pero no estaba, era lógico, era las 8 y media pasadas y a nadie, prácticamente nadie, le gustaría estar en la biblioteca a esa hora y menos un jueves. Decepcionada salí de este lugar en dirección contraria a la de mi casa y decidí pasear durante unos cuantos minutos antes de ir a casa. Mientras paseaba y cantando para mí me encontré con un amigo que estaba practicando deporte.
Amigo: hey! Sara! Que tal?
Yo: Y tenía que encontrarme contigo-me di un carpetazo suave y quite los auriculares para hablar con él-Pues…bien, saliendo de clase de mates y ahora ya para casa, bueno alargando el camino para ir a casa-una risa falsa y de vergüenza
Amigo: no puedes encontrarte conmigo? –risa- ah si? Que hora es? Ya son las nueve?-mirando mi reloj mientras yo negaba la hora que acababa de decir ya que eran las nueve menos cuarto- alargando?
Yo: ah, sí…estoy de paseo, me apetecía andar un poco…y tu, que? Corriendo para poner ya en forma?
Amigo: sí, para mantenerme en forma…vives por aquí?
Yo: ya te veo cansado eee…hace tiempo que no corres-risa- ah, sí…bueno por aquí cerca, por eso estoy alargando el camino, ya sabes…el paseo…por qué lo dices? No puedo pasear o que?
Amigo: ah no no-asustado-claro que puedes, si te apetece…es solo que no sabia que vivias por aquí. Vives en Mutilva?
Yo: no
Amigo: Mendillori?
Yo: no
Amigo: ah, entonces…-se queda en blanco
Yo: sabes por donde esta el bar La Bolera?
Amigo: sí
Yo: pues ahí, subiendo un poco.
Amigo: ah! Pues…-otra vez en blanco
Yo: bueno, te dejo continuar, y no te canses eee que ya te veo muerto-risa malvada
Amigo: ah bien! Es normal, hace tiempo que no salgo a correr…bueno a seguir bien
Yo: igualmente, nos vemos!-alejándome de él
Amigo: adiós!
Y así me fui yo de ahí y el prosiguió su plan. Feliz coloque de nuevo los auriculares y esta no cantaba para mi sino que en voz muy alta porque estaba en un sitio solitario, por ahí no pasaban andantes, creo que soy la única que sabe que existen ceras por ahí aparte de los conductores. Andando feliz y cantando en voz alta la canción japonesa me sentía libre. De vez en cuando corría y cuando veía un banco saltaba por encima de él. Estaba contenta haciendo eso, y más cuando nadie me veía. Era asombroso sentir el sudor correr por mi frente y mi espalda mientras saltaba y saltaba, era…era realmente fascinante hasta que se me pasó por la cabeza complicar más mis saltos. En vez de saltar por encima de los bancos saltaré por lo que encuentre enfrente de mí. Así que encontré dos apoyos separados con una pequeña distancia. Yo ya sabía que era pequeña pero aun así hice los cálculos que yo pensaba que serán necesarios. Me planteé saltar el primero apoyo y en cuanto mi pie izquierdo toque el suelo saltar de nuevo por encima del segundo apoyo. Parecía que iba a salir todo perfecto que me di cuenta que no me dará tiempo a llegar al suelo porque mientras si no me pararía me colapsaba contra el segundo apoyo para la velocidad que lleva. Así que decidí frenarme y por desgracia al hacerlo mi pie giro 180 grados mientras mi cuerpo avanzaba, de todos modos mi pecho iba a pegarse contra el apoyo si no hiciera algo, y por suerte me agarre en el primer apoyo con la derecha tirando todo al suelo y con ello me solté pero seguía corriendo el riesgo de que mi cabeza chocara contra el segundo apoyo, entonces para no perder el equilibrio levante la mano derecha para bloquear mi lanzamiento posándola sobre el segundo apoyo. Por fin logre pararme y ya por fin pude estar tranquila hasta que sentí un dolor punzante en el tobillo. Mi pie estaba girado y yo aun seguía de pie. Para mi misma repetía que ya he perdido mi pie izquierdo, que ya estaba roto porque oí un crack mientras intentaba no perder el control de mi salto. Intenté apoyar! lo de nu evo para hacerme creer la idea de que no esta roto, pero eso fue un error, al hacerlo lo único que solté era un grito ahogado, era terrible. Lo único que decía era que ya he perdido mi pie izquierdo y no paraba en maldecir en japonés…que dolor! Era cuestión de segundo, mi pie ya no parecía un pie sino que un globo orgánico, ya se había inflamado. Ya no podía andar. Decidí ir saltando hasta casa porque estaba relativamente cerca, sólo era cruzar tres carreteras y una cuerda de una plaza y ya estaría en el portal, pero eso no era relativamente cerca para mí en ese estado. Logré cruzar la primera carretera milagrosamente. Me quedaba por atravesar la plaza y las dos carreteras que son muy diferentes a la anterior porque por estas pasan muchos, y cono tan solo pensarlo me entraba un miedo espeluznante. Tenía miedo de que al cruzar la carretera podría caerme porque antes ya lo hice, me caí varias veces por el cansancio ya que llevaba más de media hora saltando antes del accidente más los propis saltos utilizando solo un pie. Además no pretendía ser una molestia al cruzar las carreteras por culpa de mi lentitud, así que pensé en llamar a alguien de mi casa para que me recojan, pero yo nunca quise pedir ayuda de nadie ni mucho menos de mi familia y menos aún para asustar a mi madre, así que proseguí hasta la plaza y me apoye en las vallas que había alrededor de la plaza para descansar por un momento. Mientras sujetaba mi pierna izquierda manteniéndola sostenida en el aire porque al dejar en el suelo sentía un dolor insoportable, pasó una pareja de chicas latinoaméricas, me miraron sorprendidas y se fueron, luego pasó un coche y otro coche y yo seguía ahí intacta sufriendo. Al final empecé a analizar la situación: estoy aquí tirada, con un pie que no sé si esta roto o descolocado, sólo sé que no puedo andar; para llegar has mi casa tengo que cruzar esas dos carreteras que son un peligro y tampoco quiero llamar la atención de nadie tampoco quiero que me vea cierta persona odiosa en este estado y se alegre por ello! , así qu e tengo que tengo en tomar una decisión ya! Y por esa razón, por más dolor y irritación que me provoque, acabe llamando a mi madre para que me mande a alguien de mis hermanos inservibles para que me ayuden. Para mi sorpresa nadie de ellos estaba en casa. Conque acabe sollozando de dolor y de decepción por la familia que tengo. Estaba sola, no tenia a nadie a mi lado, por un momento olvide el dolo de mi pie y me centre en el dolor que escondí años atrás, el dolor de sentirme sola…ese dolor que siempre sentía y que nunca quise expresarlo ha regresado, me sentí estúpida, estaba sola y para el colmo originando problemas a mi madre. Cuando la llame se sobresaltó del susto. Por un momento creí que iba a provocarle un ataque de corazón, pero luego empezó a echarme la culpa porque nunca esta tranquila y que por mi no iba a ver su serie. Así que le pedí que no viniera después de gastar más de media hora de mi tiempo explicándole donde me encontraba. Le pedí que se quedara en casa pero al cabo de un rato la vi corriendo hacia mí, me sentí feliz pero triste al ver mi madre agitada por mi culpa. Al llegar intento llamar al 112 pero de lo nervios no pudo decirles donde me encontraba entonces le quite el móvil para decirles yo ya para el colmo yo era peor que mi madre porque al menos ella les decía el barrio mientras que yo les mandaba a la otra punta del mundo; primero les dije Merindades, rápidamente Mendillori y luego grité. Al final mi madre acabó gritándome y quitándome el móvil. Mientras seguía con la misma historia, se me acercó una pareja adulta con su mascota preguntando por lo que pasa. En ese momento en vez de sentirme salvada porque el marido intentaba llamar la ambulancia yo me sentía molesta por las preguntas que soltaban y por el perro que se me acercaba para lamerme el pie. Después de intervalo de tiempo vinieron agentes de la policía foral. Genial! Más preguntas! Que qué ha pasado, que cómo te llamas y después decirles como se escribe mi apellido que si no lo escribirían en ingles, que cuántos años t! ienes, q ue cómo te lo has hecho… lo único bueno que hicieron desde que llegaron fue el dejar un maletín para apoyar mi pierna porque ya no aguantaba más. Y por fin llego la ambulancia! Aleluya! Pero no iban a llevarme directamente al maldito hospital para que me hicieran algo por el dolor, no, no, eso no iba a pasar. Tenía que responder a las mismas preguntas pero esta para los agentes de la ambulancia, luego sacaron una cosa rara que según ellos era para hacer el vacío. Interesante! Aun así no se acabaron las mismas preguntas, que va! Seguían, porque ahora tenían que apuntar las respuestas. Según ellos era para distraerme y para que no sintiera dolor mientras me colocaban esa cosa generadora del vacío. Creo que se olvidaron de que soy una mujer que puedo hacer varias cosas a la vez. De acuerdo, hice lo que pedían y por fin me llevaron. En la ambulancia también sufrí acoso de más preguntas…parecía interminable. Cuando ya por fin llegamos, me hicieron rayos X y resultó que solo se trataba de un esguince complejo; es decir, un esguince anormal, como era de esperar de una chica anormal lógicamente. Lo más sorprendente es el porqué de la rotura, ni siquiera hubo un rasguño en ningún hueso. Increíble! Y eso es todo lo que pasó, por culpa de mis estupideces no puedo salir de casa por dos semanas y es por eso porque al levantarme sufrí un dolor para ir a la ducha.
Total, mi rabia se intensificó, por un lado es por culpa de mi familia, y por otro es por el dolor. Al final recobre fuerzas para ducharme, y por alguna razón no me molestaron cuando me duchaba; solían abrir los grifos, tirar la cadena varias veces o incluso poner la lavadora con el fin de que me llegue agua fría. Pero por suerte no hubo ninguna molestia. Tras la ducha le pregunté a mi madre por el desayuno a lo que me contestó todo borde que no y que se quería desayunar que me vaya yo para hacerlo. Interesante! Ando en casa utilizando muletas, quiere decir que tengo las dos manos ocupadas por lo que no podré hacer salvo que utilice sólo una muleta y aun así no podría hacer mucha cosa. Me fui a la cama de nuevo, escuche como me madre me maldecía, yo no conteste, simplemente regrese a la cama.
Mientras mi madre hacía las tareas de casa, yo, saque el portátil y me puse a leer el manga que tenía, el que dejé ayer por terminar y por el cual dormí tarde, entonces me madre me empezó a hablar.
Madre: otra vez con este portátil, espero que algún día se te explote!
Yo: pero que te he hecho mamá? Sólo estoy leyendo, no te he hecho nada malo, además vale dinero ee!
Madre: seguro que algún día dormirás abrazándolo!
Yo: y que hay de malo de esto? Ah por cierto: estas bien? Lo digo porque no le veo nada de gracia al decir la frase “sigue durmiendo” y luego reírse…de verdad estas bien?
Madre: claro que estoy bien estúpida, solo quería molestarte-risa malvada
Yo: pues enhorabuena, lo has conseguido. Oye, de verdad no hay desayuno?
Madre: aun no hemos desayunado, si alguien quiere ir y comprar algo de pan o pasteles preparo el desayuno.
Yo: manda a alguien que vaya a por lo que quieres.
Madre: nadie quiere.
Yo: yoh! Tú!-dirigiendo a mi hermano mediano- ve a comprar esos pasteles que me gustan por favor!
Hermano: no!
Yo: va tío, no seas así! Que luego no te enseñare ni mierda de mates…hagamos un trato, tú vas y le compras lo que te pide y yo te ayudo con tus estudios, te parece?
Hermano: bien!
Gané! Ya sé que mi hermano en realidad deseaba comer estos pastelitos además él nunca me pediría que le ayudase con las mates porque las deteste, por lo tanto no pierdo nada al hacer este trato.
Madre: este cabrón tarda eee, a saber donde se habrá ido
Yo: ahora volverá tranquila.
Y por casualidad se abrió la puerta. Llegó con los pasteles...
Yo: ves, ya esta aquí, y tu montando una buena…en fin…ya esta el desayuno?
Madre: sí, quieres que te lo lleve ahí?
Yo: no hace falta, seguro que luego me harás pagar algo asíque iré a la cocina y desayunare con vosotros ahí.
Madre: bien.
Mientras me levanta y recogía las muletas escuche que mi madre conversaba con mi hermano mayor:
Madre: Dios mio! Que te ha pasado en la mano? Por qué la tienes vendada así?
Hermano mayor: nada mamá, sólo que pegue la pared cuando me entré de que alguien me llevo mi dinero- vaya! No soy la única que pega cosas cuando siento rabia, aunque es muy raro, casi siempre pego paredes incluso paredes de mármol que son duras y aun así nunca me he roto los dedos de mis manos, esto tiene merito! El caso es que es la primera vez que mi hermano se comporte así, y para ser su primera vez, comprado conmigo sólo me viene una palabra en mi mente por el hecho de que se le rompa una falange. La palabra es Débil aparte de ser un tonto.
Yo: esta silla esta libre? Quiero sentarme ya, que esta mierda de pie no quiere dejarme tranquila.
Madre: te sigue doliendo?
Yo: no mamá, solo me esta haciendo cosquillas-lo dije muy sarcástica pero por lo que vi no lo pilló.-sí mamá, me duele, es como me estuviera atravesando lentamente un cuchillo frío.
Madre: yo creo que tienes algún hueso roto.
Yo: aquí nadie cree en nadie, yo solo creo en las evidencias y pruebas…la radiografía dice que no hay nada fracturado. Si no se me quita el dolor iré de nuevo al medico ya me dirán qué pasa.
Madre: pues lo que veas…cual quieres-mirando a los pasteles- ah! A ti te gustan los que tienen mucho chocolate.
Yo: dame los mas grandes!-con risa malvada
Mientras desayunábamos vino mi hermano mayor en busca de su desayuno, el mediano ya se había desayunado y se fue a la piscina. Nada mas entrar en la cocina empezó con sus historias, al parecer no encontraba la leche en el frigorífico entonces se enfado. Cada vez que lo miro y pienso en su comportamiento concluyo algo nuevo y esta vez fue que es muy infantil. Vamos por tonto, débil e infantil. Que se la próxima conclusión?!
Hermano mayor: donde habéis metido la leche? No debería estar en el refrigerador? Qué costumbre es ésta?
Yo: y a éste qué le pasa? No sabe buscar lo que necesita en silencio?-lo decía en voz baja para mi misma pero al parecer me oyó, a lo que me contestó:
Hermano mayor: seguro que fuiste tu quien lo puso aquí.
Yo: eeee no te metas conmigo! No sé qué es lo que te falta así que conmigo no te metas. Si tienes algún problema, soluciónalo sin hacer que los demás paguen por tus errores, baaaacka. Yo ni siquiera toque la caja de leche para que estés tranquilo- y aquí viene la cuarta característica de mí querido hermano mayor: irresponsable.
Madre: no fue ella Sain, yo la dejé ahí. Que fue eso de vaca?-me preguntaba a mí- le estás llamando a tu hermano gordo, Sara?
Yo: no, no ,no-por una vez que intenta pillar mis ironías lo hace en mal momento, porque esta vez no estaba hablando en ironía sino que estaba siendo muy directa… y tampoco el concepto “backa” quiere decir vaca como lo interpreto mi madre- mamá, no le estoy insultando a Sain, bueno si, me no le estoy llamando gordo. Es que backa no la vaca que tú conoces, es idiota en japonés.
Madre: cómo?
Yo: nada mamá, da igual.
Hermano mayor: qué? Me estás insultando y quieres que se calle?!
Yo: déjalo ya señorito! Vete a desayunar y déjame tranquila. No tengo tiempo para discutir contigo, y si quieres pelea pues ahí tienes unas cuantas paredes.
Hermano mayor: como te atreves a hablarme asi? Soy mayor que tu te entras?
Yo: y por eso mismo no pienso perder mi tiempo discutiendo contigo-esta vez estaba siendo muy sarcástica pero por lo que veía se calló y se fue, no había pillado mi sentido de conversación-por el amor de Kami, a este fijo que le falta algo-lo decía para mi misma pero me estaba escuchando mi madre-ha dejado de fumar tal vez?
Madre: es que no esta de acuerdo con lo que pasa hoy, ni siquiera tiene nada y por eso está así de furioso.
Yo: pues que se calme coño, nadie esta de acuerdo con lo está pasando, pero actuando así no va a resolver nada. Que busque un trabajo o que se apunte a un curso o lo que sea, en todo caso hace tiempo le dije que se apuntara a las clases nocturnas en donde yo estudiaba antes. El instituto es muy bueno, además me conocen a mí y lo van a tratar muy bien. Y de ahí que haga algún grado y se quiere puede entrar a la universidad. Al menos así no tendrá tiempo para estar pegando paredes o si lo tiene pues sufrirá al pegar los del instituto.
Madre: Sain, has oído lo que ha dicho? El año que viene apúntate. En todo caso, todo lo que le está pasando es por culpa de su padre, él es el culpable de todo esto-me lo decía a mí- si él le hubiera apuntado en algo no le habría todo esto.
Yo: aun está a tiempo, nunca es tarde para aprender. Mamá dame otro, quiero otro pastel.
Madre: sólo quedan algunos para tu hermano pequeño y éste es para él-se refería a mi padre.
Yo: mamá
Madre: si?
Yo: tú te escuchas cuando hablas? Para quien piensas dejar el otro pastel?-le preguntaba esto sólo para afirmar lo que he escuchado
Madre: para tu padre, cuando él estaba con nosotros estábamos bien-no, no, y no. Esta mujer no está bien. Y no hay manera de que esté hablando irónicamente porque no la pilla siquiera- y claro que me escucho.
Yo: bien. O sea que le dejas el pastel a él no? Y para mi no hay nada no?-creo que estoy alucinando. Definitivamente, a esta mujer le han dado algo.
Madre: sí, se lo doy. Tú ya comiste lo tuyo así que nada…no quieres que le deje eso a tu padre porque no quieres que vuelva como antes-antes mi padre nos dejó pero volvió tras un tiempo. Y ahora no está con nosotros. Mi madre me está diciendo que antes yo no quería que vuelva a casa y que ahora tampoco quiero que lo haga. En realidad, para mí, la idea de mi padre, me la trae floja.
Yo: mamá, a mi me la suda que él vuelva o no. Pero una cosa, dices que cuando estaba con nosotros estábamos bien? Que interesante! Yo no diría cuando en realidad todos los días discutíais y siempre estabas deseando que se vaya…en todo caso, no es asunto mío.
Madre: ahora estamos bien porque ya no hay nadie que me fuerce a nada-estoy flipando, estoy flipando, estoy flipandooooo. No hay nadie que la entienda a esta mujer- ni una mierda quiero que vuelva. Toma el pastel.
Yo: mamá, te das cuenta de que te estás contradiciendo? Antes has dicho que lo quieres y que yo soy la que no quiere que vuelva, pero ahora me estas diciendo, de alguna manera, que ya no lo quieres y que estás bien sin él. Con qué me quedo, que lo quieres o no?
Madre: tú de que me estás hablando? Está claro lo que estoy diciendo asi que no te hagas la tonta!-esto es muy raro, me va a volver loca. Yo ya me quito de esta conversación que si no acabaré más loca que loca.
Yo: bueno mamá, sinceramente, no hay nadie que te entienda. Ya no sé de que estás hablando, sólo sé que te contradices mucho. Y para acabar, ya no quiero el pastel, desde el principio no lo quería, déjaselo para Sain. Dicen que el chocolate quita el estrés.
Recogí mis muletas y fui directa para mi habitación, me quede reflexionando sobre mi madre pero no llegue a ninguna conclusión más que la anterior, mi madre se contradice sin pensarlo.
Al hora de comer no comí porque no tenía hambre y ella me trajo la comida a mi habitación. No se la negué porque si lo hubiera habría explotado otra bomba.
Tras eso me pregunté en dónde estaría mi hermano pequeño porque no lo vi en todo más que por la mañana cuando me estaba torturando para levantarme, luego caí en cuenta de que le encanta la piscina y que debería estar ahí. Que listo! Ha elegido un buen sitio para alejarse del estrés, pero no será el único listo que sabe escaparse de un ahogo de estrés, porque yo también me sumergí en un sueño lleno de lo que me gusta de este mundo. Me sumergí en mi mundo friki de videojuegos, libros, mangas y animes.











“Autora”: Fátima (apodo: Tima)
Protagonista: Sara Huai
Madre: Yura
Hermano mayor: Sain Huai
Hermano mediano: Corn Huai
Hermano pequeño: Leo Huai
Padre: él


 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Tima Smail.
Publicado en e-Stories.org el 29.05.2012.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Cotidiano" (Poemas)

Otras obras de Tima Smail

Did you like it?
Please have a look at:

SING NO SONG WITHOUT JOY (mit Uebersetzung) - Gabi Sicklinger (Cotidiano)
Die Stadt an drei Flüssen - Paul Rudolf Uhl (Vida)