Vicente Gómez Quiles

EL FINAL DEL TÚNEL

                        Los hombres caían uno a uno sobre la tupida hierba. Desorientado, Peter miró hacia los lados. Apresurado se desprendía del arremolinado paracaídas. Notó el punzante zumbido traspasando diabólicamente su mejilla izquierda. Un segundo después, George yacía muerto con sus palmas abiertas, las suelas impecables y el iris grisáceo sin vida clavado al cielo. Rápido buscó dónde guarecerse. Nervioso echó a correr hacia la espesura de una selva inquietante que asomaba cien metros de aquella emboscada. A su espalda escuchaba los gritos amplificados de sus compañeros que eran taladrados por incesantes ráfagas de metralla. Convulsivas balas barriendo el espacio como persistentes abejas atolondradas. Entonces, rodeado por una infinita frondosidad se sintió engullido de pánico y desesperación. Su corazón bombeaba tan deprisa que apenas podía respirar con cierto orden. Entre gigantescas palmeras, grandiosos ejes camuflando turbadores sonidos; creyó vislumbrar un enorme y llamativo dinosaurio volador. Peter, no daba crédito a lo que veía y se frotó los clausurados párpados. Reanudada la visión se encontró frente a una terrible boca dentada perteneciente a un extraño ser que lo observaba desde sus ojos negros y brillantes. Peter sacó rápidamente el puñal que guardaba en el cinto. En ese preciso instante, salió una cabeza disparada desde la enramada engullendo la bestia sin apenas reacción para restablecer una oportuna defensa. Peter retrocedió dos pasos por inercia y un arco de sangre bautizaba sus vacilantes movimientos. _ ¡Carlos, a cenar! Se escuchó detrás de la puerta. _ ¡Ya voy mamá! _ ¡Nada de eso, baja ahora mismo que estamos sentados, esperándote! _ ¡Malditos videojuegos, creo que va siendo hora de tirar el ordenador a la basura! Refunfuñando el padre. Carlos que lo escuchó mientras lavaba sus manitas, pensó. _ ¡Ni hablar, por encima de mi cadáver!
                      
 
 

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Vicente Gómez Quiles.
Publicado en e-Stories.org el 20.12.2012.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Misterio" (Relatos Cortos)

Otras obras de Vicente Gómez Quiles

Did you like it?
Please have a look at:

NO VOY NI VENGO - Vicente Gómez Quiles (Pensamientos)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)