Joel Fortunato Reyes Pérez

Sin Saberlo.....

 
Sin Saberlo.......
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Se lanzó a las circunstancias en las posibilidades
del horizonte.
Pues aquel mismo día lo supo, encadenado a la semana
entre los meses y años del destino agolpándose una
y otra vez en la certidumbre qué iba a morir de arriba abajo,
buscando escapar a la fatalidad que lo acechaba sin ningún propósito
definido en la más firme conjetura atravesando un bosque obscuro,
levantando la cabeza más cerca que antes en la chimenea de aquella cabaña,
solitario en su timidez
confidencial empuñaba en un pañuelo el brillo perdido entre los ojos.

La tarde ha cerrado todas sus puertas y el sol corrido los cerrojos
entretejidos con estrellas y nublados...

Tenía razón, afuera las cosas siguen igual,
esperando que vuelva la vida con la nueva luz, más regular, más calmada,
quitando las barreras que aprietan con desesperación
el cuello duro de caminar con problemas y el espectáculo monótono
de su creación con la mal disimulada impertinencia.

Se sentó, movió la cabeza, sintió un poco el frío
suelo dónde apoyó la espalda un día soleado en la sombra
más agradable sin esa camisa que le ceñía los brazos temblorosos,
como se refería a la falta de tiempo al fin de cada mes con mucha gente.

¡ Ya no tengo tiempo !.

Pensaba en las luces rojas en los límites de las promesas y en los desengaños
que se desparraman sobre todo cuando es tan fácil hacer cualquier cosa más complicada
en las menguadas comodidades
que van de la prosperidad a la indigencia como una realidad alucinante.

El cuadro ya no era remedo de ruina en un muro
del que cautelosamente penden unas llaves
en el rito funerario que tiembla del desempleo
del que intenta levantarse y el óleo expresa en el marco de una especie abstracta,
en una pintura en que nadie quisiera aparecer para admirarse desconcertado.

Como ya es sabido y sobado, salado.
¡Ahora se encuentra detenido!.
El cargo: Daño irreversible a la libre expresión.
Hechos materiales: Destrucción masiva de todos los relojes.
Y de testigos entre las manecillas los segundos han pasado a ser los primeros.

Y así... Se le encuentra encerrado en sí mismo,
tratando de capturar la historia en las asperezas
de la naturaleza humana propulsora del olvido en
el collar camuflado de los años.
Según dicen las mil nimiedades sobre las que charlan en su ausencia.

¡Se encuentra detenido!___ Sí, en él, en él...

Espejo del tiempo, reflejo ingrávido, sin el menor indicio de haber recobrado la razón...
Y...¡Lo peor!... Sin saber el motivo qué le obligó a salir del espejo
dónde la imagen del tiempo se rompe y los relojes golpean el espacio sin energía.
 


___Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publicado en e-Stories.org el 01.04.2013.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Cuentos" (Relatos Cortos)

Otras obras de Joel Fortunato Reyes Pérez

Did you like it?
Please have a look at:

SOLAZ - Joel Fortunato Reyes Pérez (Cuentos)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humor)