Alejandro Suárez Mascareño

El Fin

Abrió los ojos y contempló la inmensidad del espacio, millones de estrellas brillando ante sus ojos, planetas girando lentamente en torno a ellas trazando precisas elipses... millones de vidas inconscientes pasando como suspiros. Intentó recordar de donde venía pero por mas que lo intentó no fue capaz, se preguntó porque tenía que pasar, pero no lo sabía, solo sabía que era ahora era inevitable, no podía pararlo. Muchos habían dado su vida para que llegará hasta allí, pero ahora estaba solo, sabía lo que debía hacer y se acercaba el momento.

Se apartó de la ventana, la imagen le distraía y no podía permitírselo, si se retrasaba aunque fueran unas milésimas de segundo todo habría sido en vano. Miró su reloj, se acercaba el momento, apenas quedaban unos minutos. Avanzó hacia el pasillo, sin prisa, su destino estaba cerca.

Entro en la cabina y se acomodó en la silla que había junto al panel. Ojeo los indicadores y el temporizador. Empezó a teclear la secuencia que le habían insertado en la memoria varios años antes cuando empezó su preparación. Rápidamente la completó, pero aun le sobraban un par de minutos antes de activarla.

Se acercaba el momento de la verdad, mucho tiempo antes había empezado un viaje cuyo destino no había conocido hasta ahora, pensó que si lo hubiera conocido desde el principio se habría negado. Se preguntó si todo habría salido bien, si sería una decisión acertada, si debería hacerlo, le asaltaron las dudas, dudas que nunca había tenido, empezó a replantearse si lo haría, pero no sirvió de nada, su mente desterró todas las dudas justo en el momento que un pequeño letrero se iluminaba para avisarle de que era el momento, alargó la mano y pulsó el botón, tal y como le habían programado... La reacción comenzó ... y después ya nada fue....

...y sin nadie que lo contemplase un gran espectáculo comenzó...

...una gran luz cegó el universo...

...y nunca nadie pensó que la destrucción pudiera ser tan bella...

...y tras el fuego la oscuridad... el ciclo había terminado...

... y en algún lugar de la inmensa oscuridad dos partículas se unieron y con el aumento de su masa un aumento de energía potencial gravitatoria comenzó a atraer a las partículas que había dispersas a su alrededor...

... y lentamente en algún lugar de la vasta oscuridad un pequeño foco de luz tímidamente comenzó a lucir...

 

Todos los derechos pertenecen a su autor. Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Alejandro Suárez Mascareño.
Publicado en e-Stories.org el 03.04.2006.

 

Comentarios de nuestros lectores (0)


Tu comentario

¡A nuestros autores y a e-Stories.org les gustaría saber tu opinión! ¡Pero por favor, te pedimos que comentes el relato corto o poema sin insultar personalmente a nuestros autores!

Por favor elige

Post anterior Post siguiente

¿Este novel/poem viola la ley o el reglamento de publicación de e-Stories.org?
¡Por favor, infórmanos!

Author: Changes could be made in our members-area!

Mas de"Ciencia-Ficción" (Relatos Cortos)

Otras obras de Alejandro Suárez Mascareño

Did you like it?
Please have a look at:

El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Ciencia-Ficción)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humor)